calcular el IVA

¿Cómo calcular el IVA de forma rápida?

En caso de querer o saber calcular los impuestos de la cuota de renting, es posible necesitar saber calcular el IVA. Esta abreviatura corresponde al término de Impuesto sobre Valor Añadido o en algunos casos es llamado Impuesto sobre Valor Agregado.

En cada compra que se realiza, el cliente debe pagar el IVA, estas suelen encontrarse en productos y servicios que se adquieren. Así, la empresa que recibe el pago se encargará posteriormente de dar el pago a las autoridades fiscales con la declaración del IVA.

Por ello, como comprador o vendedor es importante saber cómo calcular el IVA.

calcular el IVA
calcular el IVA

¿De qué manera es posible calcular el IVA?

Al momento de calcular el IVA puede hacerse directamente sobre el precio de venta que posee el producto o servicio. Esto mayormente es sabido por los empresarios, pues necesitan saber el costo válido para los precios e incluirlo en los mismos.

Las facturas pueden exponerse de forma diversa, pues es posible visualizar el precio neto de venta sin que tenga el IVA. También puede estar solo la tarifa del IVA aplicada, la cantidad que representa el IVA o el importe total con  IVA incluido.

Para calcular el IVA es necesario saber qué tipo de IVA se está calculando, pues hay países en que hay 3 tipos. Se encuentra el IVA general, el reducido y por otro lado está el IVA superreducido, teniendo cada uno diversas características.

IVA general:

Es del 21% de IVA y se encuentra aplicado en cualquier producto o servicio que pueda solicitarse. Sin embargo, es posible que para algunos productos y servicios se encuentre IVA reducido o superreducido.

IVA reducido:

Es del 10% y sirve para calcular el IVA en alimentos, viviendas, transporte u otros productos.

IVA superreducido:

Es del 4% y se acostumbra a aplicar para los servicios de primera necesidad que sean para el público.

Una vez sabido esto, la manera de calcular el IVA se vuelve más sencilla si se quiere calcular el de una cantidad. Así, se multiplica la cantidad del producto por tipo de IVA que corresponde y luego se divide el resultado entre 100.

También es posible calcular el IVA más rápido multiplicando la cantidad del producto por el tipo de IVA expresado en números decimales. Así, la aplicación de la fórmula se expresaría de esta manera: IVA al 21% = Cantidad del producto o servicio x 0,21.

Al resultado que se obtiene se suma a la cantidad inicial del precio y ese será el costo a pagar con IVA. Así, se obtiene una manera rápida y sencilla para calcular el IVA por quien desee hacerlo en algún momento dado.

Sin embargo, para calcular el IVA incluido en una cantidad, la fórmula será distinta y más complicada a la expuesta con anterioridad.

¿Cómo se puede calcular el IVA incluido?

Para ejemplificar, se puede suponer que se paga un producto o servicio con el IVA general (21%), que es el más usado. Para ello, se divide primero la cantidad entre 1 más el tipo de IVA en cantidades decimales; es decir: 1,21.

El resultado que se obtiene será la cantidad del producto y luego se procede a usar la fórmula expresada con anterioridad. En caso de no querer usarla, puede procederse a restarle el precio final con el IVA a la cantidad del producto obtenido.

Así, el proceso para calcular el IVA incluido al 21% se expresaría de las siguientes formas:

– Precio final / 1,21 = Cantidad del producto;  y luego: Cantidad del producto x 0,21

– Precio final del IVA – Cantidad del producto

Función del IVA en las empresas

Dado que el IVA se encuentra impuesto por el estado, en la producción de productos siempre debe encontrarse incluido su precio correspondiente. Esto quiere decir que no solo es aplicado en el producto final, sino durante todo el proceso de producción que se necesite.

Así, calcular el IVA es necesario para todos los productos y servicios existentes, siendo muy raro que este costo no sea pagado. Así, el costo del IVA para las empresas por las materias primas y el costo del IVA del producto final son indispensables.

Sin embargo, las empresas al momento de calcular el IVA tienen una ventaja que el comprador del producto final no puede tener. Pues las empresas tienen que pagar el impuesto de ventas que hayan cobrado solo cuando los clientes llegan a comprar el producto.

También pueden reducir el IVA que pagan a sus proveedores de materia prima por medio de las facturas emitidas por ellos. Así, es posible que esto sea un saldo 0 y que las empresas finalmente no lleguen a pagar realmente el IVA.

¿Cómo es realizada la declaración del IVA?

El momento para calcular el IVA es a cada mes, presentándose a las autoridades fiscales que son correspondientes a cada país. Por ello, este trabajo es para contadores, puesto que es una actividad complicada y ellos son los especialistas en calcular el IVA.

Sin embargo, hay empresarios que en su comienzo acostumbran a realizar esta tarea por falta de personal o dinero para poder pagarlo. Pero, dada la importancia de ello, deben tomarse en cuenta las reglas que son impuestas por las entidades fiscales para evitar irregularidades.

Es por esto, que las autoridades fiscales se encargan de organizar y verificar estos controles para calcular el IVA y sus pagos. Para esto, dichas autoridades utilizan complejos algoritmos y así ninguna irregularidad de pago del IVA podrá librarse de dicha verificación.

Suele ocurrir que en algunos países sea calculado de 3 meses a 1 año dicha declaración de pago por las empresas existentes. Esto ocurre porque los clientes deben calcular el IVA o pagarlo a la empresa y luego las mismas pagan al gobierno.

De igual manera es posible que luego de calcular el IVA y realizar el pago, el gobierno haga una devolución al empresario. Puede suceder por un excedente de pago al gobierno y, para que la devolución se dé, debe presentarse el control del cálculo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.